Noticias

NOTICIAS DIOCESANAS AGENCIAS Y PRENSA CULTURA Y ESPECTÁCULOS


P. Josep Massot, monje de Montserrat: «Para estimar la justicia y la verdad no dudó en morir en el exilio»



enviar a un amigo



Cambrils acogió este miércoles, día 3 de octubre, la celebración del 150 aniversario del nacimiento del cardenal Vidal y Barraquer al Santuario de la Virgen del Camino. Una efeméride que contó con una numerosa asistencia de público para escuchar la conferencia del P. Josep Massot Muntaner, monje benedictino de Santa María de Montserrat y Premio de Honor de las Letras Catalanas, y el posterior concierto de la Escolanía de Montserrat.

La alcaldesa de Cambrils, Camino Mendoza, abrió el acto central de este Año Cardenal Vidal i Barraquer, momento que definió como el mejor para hacer un reconocimiento a su persona y figura. «Trabajamos con la voluntad y la intención de no permitir que el olvido se lleve una de las figuras capitales de nuestro país que con su firme testimonio ha convertido en un punto clave de nuestra gran historia colectiva», expresó.

Con el tema «Francisco Vidal y Barraquer, cardenal de Cataluña», el director de las Publicaciones de la Abadía de Montserrat desde 1962, el P. Massot, inició su ponencia describió el cardenal como un personaje insignia del Iglesia catalana, respetado por sus amigos y enemigos, un gran defensor de los derechos de su pueblo en momentos difíciles. «Aunque siempre rehuyó intervenir de manera directa en temas políticos, fiel a la maestría del obispo Josep Torras i Bages, durante la dictadura de Primo de Rivera, fue acusado desde sectores muy diversos de catalanista y separatista, incluso todo el nuncio del Vaticano en Madrid llegó a aconsejar que fuera apartado de su cargo», manifestó. Ante estas acusaciones, el P. Josep Massot leyó la respuesta del cardenal en un carta con fecha de 6 de febrero de 1924, donde decía: «Nunca me he movido de mi línea de conducta y por más coacciones que me haga las soporto, sufro y resisto cuando es en cumplimiento de mi deber».

A través del legado escrito del cardenal, y algunos documentos inéditos que había podido ver, el ponente ofreció un recorrido histórico y personal de la figura del cardenal centrándose en las etapas más difíciles que le tocó vivir, entre ellos hubo los siete años de ausencia de la archidiócesis. «Para estimar la justicia y la verdad no dudó en morir en el exilio», dijo. El historiador y ensayista también subrayó que el cardenal rehusó siempre recibir cualquier condecoración civil ya que Vidal y Barraquer afirmaba que «la cruz pastoral es suficiente para un prelado en la Iglesia».

Seguidamente la Escolanía de Montserrat, uno de los coros de voces blancas más antiguos de Europa formado actualmente por más de cincuenta chicos de nueve a catorce años, bajo la dirección de Lorenzo Castellón, ofreció un concierto extraordinario de una hora con piezas como El Cant dels ocells, Muntanyes del Canigó o els Goigs de la Mare de Déu del Camí.

El acto también contó con la presencia del Sr. Arzobispo, Mons. Jaume Pujol; el rector de la Parroquia de Santa María de Cambrils, Mn. Ramon Martí; el P. Abad de Poblet, Dom Octavio Vilà; el presidente de la Diputación de Tarragona; el delegado del Gobierno de la Generalidad de Cataluña en Tarragona, Sr. Òscar Peris; el director general de los Servicios Territoriales de Cultura de la Generalitat en Tarragona; Sr. Jordi Jané; el comisionado del Año Vidal y Barraquer, Sr. Josep M. Panicello y miembros de la familia del cardenal, entre otros.

Galeria fotográfica»